Entradas

Habilidades profesionales para 2021: lo que necesita saber

Con la llegada de un nuevo año, muchos profesionales se preguntan habitualmente: ¿cuáles serán los nuevos retos? La pandemia ha acelerado muchos cambios que los expertos preveían para el futuro, tanto para las empresas como para los empleados. 

Ambos tuvieron que adaptarse a nuevos modelos y rutinas de trabajo que tienden a seguir el ritmo de la pos pandemia. La inclusión de tecnología en el día a día se ha incrementado dramáticamente debido a la cuarentena, permitiendo la automatización de procesos y trabajos, además de permitir que las personas realicen sus funciones directamente desde sus hogares, lo que introduce la necesidad de desarrollar habilidades que serán importantes para todos los empleados y profesionales en los próximos años.

En este nuevo escenario, habilidades como la autogestión, la creatividad, la capacidad para resolver problemas, la flexibilidad y la inteligencia emocional se han vuelto muy importantes, ya que capacitan a los empleados para los desafíos futuros.

Profundizaremos en estas habilidades para que usted comprenda si necesita desarrollar alguna de ellas:

 

  1. Autogestión – Es la capacidad de organizar una rutina para entregar tareas, cumplir metas y objetivos, sin tener una supervisión tan fuerte como en un trabajo presencial. Organícese sin necesidad de amenazas ni castigos.
  2. Creatividad – Ser capaz de desarrollar nuevos procesos, resolver problemas de manera diferente son beneficios que están muy bien evaluados en los profesionales creativos, por lo que es importante ampliar tu base de conocimientos para que puedan surgir diferentes conexiones y nuevas posibilidades.
  3. Resolución de problemas – no centrarse en el problema, sino en cómo resolverlo es una habilidad importante, por lo que profundizar en el negocio de la empresa y estudiar mucho es una forma interesante de desarrollar soluciones que quizás ni siquiera existan todavía.
  4. Flexibilidad – Vivimos en un momento de cambios constantes, por eso la flexibilidad y la capacidad de adaptarse a las cosas nuevas cobra importancia, incluso en el escenario tecnológico que siempre se actualiza.
  5. Inteligencia emocional – Comprender los sentimientos y saber cómo lidiar con ellos, se convierte en un gran diferencial, haciendo que los profesionales sean más resilientes y tolerantes al estrés.

Dicho esto, es fundamental hacer un autoanálisis para comprender qué competencias aún hay que trabajar para afrontar con mayor fluidez el nuevo mercado laboral.