La felicidad en el trabajo es un motor de resultados

¿Es posible alcanzar la felicidad en el trabajo? ¡Muchos estudios demuestran que sí!
Y es por eso que las organizaciones están tratando de entender cómo hacer más felices a sus empleados.
Ciertamente no es una tarea fácil, ya que es un sentimiento que se manifiesta de diferentes formas en cada persona,
además de ser muy subjetivo para ser medido.

Un estudio de la Universidad de Warwick en el Reino Unido mostró que los empleados felices pueden ser hasta
un 20% más productivos que los insatisfechos, además, la tasa de rotación de la organización tiende a disminuir.

Para la psicología positiva, la felicidad se puede lograr en base a 5 factores:

1- Emoción positiva;
2- Compromiso;
3- Sentido de vida;
4- Logro positivo;
5- Relaciones positivas.

A través de estos puntos es posible crear relaciones y rutinas saludables que impregnarán no solo el aspecto profesional,
sino también el personal, permitiendo al empleado alcanzar un estado de felicidad más pleno y no solo una idea momentánea de alegría.

Además, la idea de propósito también está directamente relacionada con el alcance de ese sentimiento. Trabajar por algo
en lo que cree, lograr resultados positivos que tengan sentido impacta directamente en la sensación de bienestar del empleado.
Sin embargo, es importante tener cuidado, porque la idea de propósito puede hacer que el empleado sea extremadamente dependiente del trabajo.
La investigación del Historiador y Sociólogo Richard Sennett ha demostrado que las personas que ven a su empleador como una
fuente importante de significado personal son las que más sufren cuando son despedidas, perdiendo no solo su trabajo,
sino también la promesa de felicidad.

Algunos consejos pueden ayudar a las empresas en su búsqueda por explorar esta fuente natural de resultados que es la felicidad.
Entre ellos se encuentra el retorno por los resultados obtenidos, ya sea en reconocimiento económico o personal;
Dar autonomía y empoderamiento en la realización de actividades y toma de decisiones; Tener un ambiente de trabajo ligero con trabajo en equipo;
Proponer desafíos para los empleados, ya que esto da sensación de crecimiento y aprendizaje; Y finalmente, pero también muy importante,
mostrar al empleado la importancia del equilibrio entre la carrera y la vida personal.

El último punto mencionado requiere especial atención, pues según la Secretaría Especial de Seguridad Social y Trabajo,
el número de despidos por agotamiento profesional creció un 114% en 2018, respecto al año anterior, una cifra muy preocupante.
Para los investigadores Yerkes y Dodson, mantener un cierto nivel de estrés y presión es beneficioso para la productividad, sin embargo,
cuando es excesivo afecta directamente los resultados y la felicidad del empleado.

Por lo tanto, para que una organización tenga éxito en promover la felicidad de los empleados, es necesario tener un sentido crítico con el equipo,
comprender la realidad del escenario y actuar con acciones reflexivas y planificadas. Después de todo, no todo es entretenimiento y alegría,
pero tampoco llega al punto de generar agotamiento. El equilibrio es la mejor medicina para el bienestar personal y los resultados profesionales.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *